Lagunas de Castrejon

De más de 1400 m2 de altitud. Su llamativa geomorfología granítica queda reflejada en toda una colección natural de piedras caballeras, algunas tan evocadoras como El Fraile. Tienen un gran valor botánico. Se trata de dos elevaciones montañosas, cuyo valor florístico radica en el escalonamiento de formaciones vegetales: robledales y castañares en la base, enebrales a media ladera y piornales en las partes altas. Destaca su valor paisajístico, dispone de una amplísima cuenca visual. Su uso actual es la ganadería y resulta lugar habitual para actividades de senderismo.
Está formado por un grupo de lagunas de gran valor natural, protegidas legalmente por la Comunidad de Madrid. Las encontramos a los pies de las emblemáticas elevaciones graníticas de las Machotas. Son espacios naturales de gran valor debido a su singularidad y variedad de flora y fauna.

Están ubicadas en uno de los descansaderos de la Colada de la Encrucijada, por lo que este bello paraje sirvió de apeadero y abrevadero a los rebaños que trashumaban por la cercana Cañada Real Leonesa.
Su cercanía al pueblo de Zarzalejo las hace aparecer en este compendio. Se trata de un lugar de gran fragilidad ecológica. Los hábitats de este entorno son los humedales permanentes, las fresnedas, las dehesas de encinas y el matorral mediterráneo.